Apropósito del supuesto plagio...


Hace unos días me enteré de una noticia que me dejó (WTF ¿Q-u-é... q-u-é) Donde acusaban a la escritora Megan Maxwell de un plagio a una chica de Wattpad llamada Cristina Gonzales. 
A ninguna de las dos las he leído. Pero a Megan la respeto y Cristina resulta ser compañera de la pagina Wattpad, donde también publico una serie. 

Luego de la noticia, analicé los puntos. Y mi sentido común me decía que Megan no tenía porque hacer eso, no tenía necesidad. Por otro lado "No me pondría con amiguismos" a apoyar a Cristina sin primero haberme leído los dos libros. Hacer eso sería irresponsable, una calumnia y algo que no me gustaría que me hicieran.

Cuando leí las sinopsis, dije: ¡No puede ser son muy parecidas! pero ya tenia demasiada curiosidad.
Por falta de tiempo, le pedí a una amiga Abogada muy meticulosa que leyera los dos libros y me diera su opinión.

A ambas escritoras les dije lo que haría. Megan me dijo que muchas gracias por creen en ella y no juzgarla. Y Cristina me dijo que ella no había armado el alboroto, que el problema se había salido de sus manos (por amigos de Wattpad), que ella no tenía nada que ver. De todas formas le aconsejé que guardara sus datos que probaran que su obra era de ella y que luchará si estaba segura de que la habían plagiado. 

Pero evidentemente todo fue eso... un alboroto... un chisme que se regó donde el 99% de las personas no se habían leído ninguno de los dos libros. Que hablaron por la sinopsis y no por la historia completa.

Aquí les dejo un copia y pega de su opinión. Que espero se lean para que aprendan a investigar antes de hablar. Y si bien uno apoya a los escritores noveles uno debe apoyar sin denigrar al otro. 


 


NI LO SUEÑES NO ES UNA COPIA DE FUERA DE JUEGO… NI VICEVERSA. (Spoilers, Spoilers)
Dicho esto creo que debo explicar porqué, a pesar de haber leído con anterioridad la serie de “Pídeme lo que quieras” de Megan Maxwell, me pareció poco probable lo que leí en alguna que otra web y lo que me comentó una amiga escritora que estaba escéptica al respecto de esta grave afirmación, no me parecía posible que Megan Maxwell copiara a Cristina González, esta segunda autora hasta ahora desconocida por mí, hasta el momento.
Acepto que leí ambos libros más porque me lo pidieron ya que, principalmente porque mi amiga sabe que leo mucho y leo rápido, no soy una fan acérrima de ninguna de las autoras y no tengo ningún interés en particular en tomar posición con una u otra, dicho esto empecé cómo siempre con la mente abierta.
Primero leí “Ni lo sueñes” principalmente porque ya lo tenía en mi iBooks, y por ser más corto, el libro fue muy fresco y entretenido de leer,  una historia bonita, me atraparon Rubén y Daniela, lo empecé a leer el jueves en la noche y ya el viernes en la mañana camino a mi trabajo lo terminé de leer, sí… ¡no dormí!, pero valió la pena.
Ni lo sueñes nos narra la historia de un jugador de soccer español con fama de mujeriego en la prensa rosa, un poco engreído: Rubén Ramos y una fisioterapeuta centrada, profesional, también española Daniela Norton, no es la típica historia de amor, empiezan muy mal  muy mal… sobre todo cuando Rubén y su amigo Jandro se burlan muy feo de la mujer creyendo que no entendía español, hiriéndola en lo que yo pensé iba a ser un tema sensible para ella, e incluso la llama “tocapelotas”,
A medida que avanzaba la historia los personajes secundarios cómo Jandro (amigo de Rubén) y Antonella (amiga de Daniela) tienen un peso y una razón de ser, participan en la historia no vienen a rellenar campos.
Lo mismo sucede con los padres de él Rubén y Teresa, los de ella John y Rachel, las hermanas de él (Malena y Olivia) y el hermano de ella Luis, incluso la hermana muerta de ella (Janet) tiene razón de ser.
Ni se diga de la importancia dentro de la historia de Suhaila e Israel… ¡adorables!
La relación profesional de ambos los obliga a estar mucho tiempo juntos, ella es la encargada de darle terapia y ayudarle con su recuperación luego de que la lesión que tenía obliga a que le operen la tibia y el peroné, ambos toman con profesionalismo la terapia, Daniela saca adelante a Rubén y lo pone en la cancha de nuevo.
A pesar de que se aborrecen en un inicio el trato cotidiano los lleva a encariñarse, respetarse y quererse, hasta que deciden involucrarse, Daniela y Rubén viven una sexualidad plena, sin tapujos, cómo adultos, ella se acepta cómo es imperfecta dice ella por no ser talla mínima, perfecta dice él porque lo incita y lo excita,  pasan tiempo juntos, conocen y reconocen a sus respectivas familias, y amigos.
Incluso Rubén se involucra con los asuntos del albergue de la Nonna donde Daniela es voluntaria hay niños huérfanos y toma conciencia de la realidad de estos pequeños, Rubén establece conexión con Israel y Suhaila, hermanitos huérfanos que adoran a Daniela y que ella quiere adoptar ya que su condición es muy parecida a la de ella y su hermano Luis (Suhaila tiene cáncer) antes de ser adoptados por los Norton. Rubén muestra un sincero aprecio, respeto e interés por los niños, incluso cuando está separado de Daniela los sigue viendo, hace cosas transcendentales y maravillosas por ellos.
El background de vida que tiene Daniela es realista, es una luchadora, una sobreviviente del cáncer, que aún siente miedo de que vuelva a manifestarse la enfermedad, ha tenido tumores en el cerebro y cáncer de seno, toma medicamentos para regular los estrógenos, cada cierto tiempo tiene que asistir al médico a chequeo y hacerse análisis, razón por la cual considera que no debe de tener una relación a largo plazo.
Es por esa razón que trata de apartar a Rubén lo empieza a tratar distante, a pesar de estar enamorada de él, ya que ella teme que Rubén al igual que Enzo la deje por estar enferma, se dan una serie de acontecimientos que dan pié a malos entendidos, ella nunca le ha dicho de su enfermedad, debido a un mal entendido Daniela le cuenta de su enfermedad pero no le dá tiempo de decir nada a él y lo echa de su casa.
Rubén que está igualmente enamorado de ella habla con el entrenador Norton y le dice que la ama de verdad que aunque John no lo acepte por lo que se dice de él en la prensa rosa no todo lo que se dice es real, Norton lo ayuda a poder hablar con Daniela pero ella se huye, él la encuentra y le pide que estén juntos rememorando la película Pretty Woman con música de Elvis Presley que son su película y cantante favorito.
Rubén le explica que va a estar con ella siempre en cada chequeo y que si no le puede dar hijos ya ellos tienen a Sahuaila y a Israel y que son una familia, al final del libro nos cuentan que se van de luna de miel los cuatro a Laponia… a conocer el pueblito de Santa justo el viaje que Daniela añoraba.
Esta historia en comparación con las demás historias de Megan que leí es más fresca, distinta, tiene los toques de diversión típicos de la autora, por momentos pensé que Daniela iba a salir diciendo  “aissss cuchufleta que Rubén es mi Paul Walker”, pero no fue así, una grata sorpresa este libro realmente.



El viernes en la noche empecé con “Fuera de Juego” escrito por Cristina González, acá la escritora nos narra la historia de Matteo Venanzi e Inés Fazzari, él italiano, jugador exitoso de soccer, ególatra, egocéntrico, engreído, ella estudiante de primer año de fisioterapia, aniñada, pretende tener un carácter ácido pero en realidad cae en una contradicción, él italiano, ella no me queda claro si es Suiza o Francesa, he de decir que el libro las primeras páginas me resultó desastrozo, mal escrito, brincaba la historia de un personaje a otro, está narrado en distintas personas, pero bueno yo tenía una misión y a leer se ha dicho…
Cristina y Rubén se conocen porque uno de los cursos de ella que llevan prácticas se hace en la clínica del Inter equipo en el que milita Rubén, y él está lesionado, su lesión es muscular y prácticamente está destinado a ser el conejillo de indias de un grupo de estudiantes de primer ingreso (¡Horror! No creo que mi amado Cristiano Ronaldo se deje tocar por un estudiante de primer año una de sus valiosas piernas, disculpen esta fue una de las muchas inconsistencias que encontré).
Matteo acostumbrado a ser el centro de atención de hombre y mujeres se extraña de que Inés no le pida su autógrafo y no se interese por él, así que se acerca a ella y le firma sus apuntes con marcador grueso echándoselos a perder, lo que origina que Inés (quien tiene muy mal pronto cómo dice la escritora) le grite y lo trate mal delante de todo mundo, posteriormente fuera de las instalaciones de la clínica siguen discutiendo y un paparazzi los fotografía saliendo la noticia en la prensa rosa, cuando el padre de Inés, Alberto Fazzari (millonario dueño y señor de una de las cadenas de hoteles más grandes de Europa) la llama a preguntarle sobre la noticia dá la coincidencia que ella está con Matteo.
Matteo le hace el cuento al padre de Inés de que son novios y que lo van a ir a visitar a Zurich el fin de semana, el señor encantado porque de la imagen del jugador puede sacar provecho.
Antes del viaje a Zurich tenemos una serie de acontecimientos tales cómo, que Matteo le parte la cara a Paolo quien es hermano de Ángela compañera de residencia de  Inés, por celos, luego ella lo patea a él en las bolas, esto sin olvidar el robo del Lamborghini de Matteo por parte de Inés, vehículo que termina siendo un regalo del jugador a la estudiante.
En el viaje a Zurich tenemos que Inés le comparte a Matteo que su madre falleció, que sus padres eran divorciados, que el señor Fazzari nunca ha sido un padre presente o interesado en su hija, cosa que Inés resiente, se encuentran con una madrastra que desconocía la existencia de la chica, tenemos la broma del grillo en la habitación, el paseo a los lagos, que él la arroja al lago, además ella llora luego de hacerle un comentario pasado a él y que él se lo haga ver, las bromas y las jugarretas entre Inés y Matteo nos hacen ver a dos personajes inmaduros.
La historia avanza sin detalles que destacar, la escritora nos introduce a Marianna (compañera y amiga de Inés), a Ángela y a su hermano Paolo, a Miguel amigo basquetbolista de Matteo que se lía con Marianna, a Roberto que es enamorado de Ángela y a Soledad que tiene un rollo con Paolo, también a Mario que primero se describe cómo un simple compañero de equipo de Matteo y luego cómo amigo.
También tenemos a los antagonistas la Ricci y Álex, que están líados desde que Álex era novio de Marianna.
Estos personajes quieren crecer pero no lo logran, sus historias parecen de relleno e inconsistentes, se agradece el apoyo y los consejos de Marianna y Ángela hacia Inés, pero hasta ahí.
Al regreso de Zurich, Matteo le deja en el bolso unas entradas a Inés para el partido que va a tener, antes del partido él le pide que lo acompañe a comprar una alfombra, la envuelve en la alfombra y la lleva a su casa así y la arroja a la piscina, en la tienda de alfombras ella vé una alfombra gigante de Hello Kitty que él le compra (tuvimos claro desde el inicio, que Inés es fan de Hello Kitty), Matteo apoda “gatita” de cariño a Inés.
Al partido Inés lleva la alfombra en la que ha escrito “Matteo Hello Kitty te apoya” y la extiende en el palco para burlarse del deportista quien en respuesta se pinta a la susodicha gata en el cuerpo mete un gol y se quita la camisa, (¡wtf!) gran broma…
Sofía la madre de Mattteo tiene una participación en la historia pero no pasa a mayor transcendencia, es una madre que padece el síndrome del nido vacío, ocurrente y preocupada por su hijo a ratos desquiciante para Inés y Matteo, se hace mención a las hermanas gemelas de él, a su padrastro muerto y a su padre que abandonó a su madre.
Vemos que la historia avanza y avanza, pero Inés no quiere hacer el amor con Matteo, los dos se la pasan de calentón en calentón, duermen juntos pero sólo duermen, en algún momento la historia nos dice que ella no quiere nada porque tuvo una experiencia poco agradable, pero…¡nunca nos dicen ¿qué fue lo que pasó?! Y para sorpresa en un momento dado, Inés nos cuenta que es virgen...
Salen duermen juntos, comparten la ducha, pasan los meses pero nada de sexo, ¿Inés tiene miedo que él piense que es una zorra, una fácil, que le duela?… ¡no me quedó claro!
Más bromas y más convivencia entre Matteo Inés, crece su relación, intervienen las historias de Marianna y Álex, Marianna y Miguel, Ángela y Roberto, Paolo y Soledad, y la de Sofía.
En determinado momento Matteo debe de salir a jugar con su club y surge en la prensa el rumor de que va a ser fichado en Alemania, pero Inés se entera por el noticiario, Matteo no le dice nada los días pasan, y pasan sin que él le diga hasta que en una cena con Miguel y Marianna, Miguel mete la pata e Inés explota, se dá una inminente separación entre ellos.
Se medio arreglan cómo decimos en mi país, pero cada quien debe ir a un lugar distinto por algunos días.
Ella vuela a París y él a Zurich, ella se encuentra con su padre y una vieja amiga de este Alberto quiere hacerle una puesta de largo (baile de presentación en sociedad) la empareja con Matteo Garibaldi, (Matteo 2), ella se entera de que él se lesionó vuela a Zurich a escondidas de su padre, cómo ha tenido problemas con Matteo2 le hace una broma con un “shemale”.
Inés llega a donde está Matteo, le dice que lo quiere, él le dice que la quiere y ¡por fin tienen relaciones!.
En el epílogo tenemos que se nos narra cómo Ángela y Roberto se casan y tienen hijos, Paolo y Soledad viven juntos, Sonia Ricci deja de ser una ofrecida, Álex trabaja, Miguel y Marianna están juntos, Gabriel Garibaldi termina siendo pareja de la Ricci y nos dá una breve descripción del travestido que termina siendo amigo de Gabriel.
También nos cuenta cómo avanzó la relación de Inés y Matteo, quienes se quedan en Milán y luego de unos años se casan y vivieron felices y comieron perdices.
He de decir que me alegré de terminar el libro, me resulto muy incoherente y un tanto pesado, mientras escribo esto reafirmo porque siempre opto por no escribir de los libros que no me gustan, ya que me parece que si no tengo nada bueno que decir mejor no decir nada, no niego que “Fuera de Juego” me arrancó un par de risas, pero las bromas eran en ocasiones absurdas e infantiles, no sé si es porque va dirigido a un público más joven o más rosa, o que definitivamente yo ya estoy acostumbrada a otro tipo de lectura.
No sé quien vaya a leer eso, depende de mi amiga Kassandra Finol, quien me encargó esta tarea mi recomendación para la señora González es informarse y pulir más la historia, por ejemplo Kremlin es un conjunto de edificios civiles y religiosos situado en el corazón de Moscú, frente al río Moscova en el sur, la Plaza Roja en el este y el Jardín de Alejandro en el oeste (http://es.wikipedia.org/wiki/Kremlin_de_Mosc%C3%BA) y Gremlin son los seres que uno no debe de mojar ni alimentar después de la media noche (http://es.wikipedia.org/wiki/Gremlins), creo que en el libro debía de decir GREMLIN y no Kremlin, un hombre lobo y un licántropo son la misma cosa (http://es.wikipedia.org/wiki/Hombre_lobo), revisar cuando Marianna llama a Miguel es ahí donde él obtiene su número, porque se dice algo así como que él no conocía el número que le sale cuando lo llaman, luego se dice una cosa distinta de cómo consiguió el número, esto por decir sólo dos cosas, no detallo más en cuestiones de ortografía, puntuación y narración se me hace excesivo hacerlo.
Por último a quienes están acusando a Megan de plagio, con total conocimiento les digo NO ES ASÍ, son dos historias distintas, personajes  diametralmente distintos psicológicamente, en su forma de vida, en sus gustos, actitudes y opiniones.
Sí, las chicas son fisioterapeutas, ellos futbolistas, viven en Milán, juegan en el Inter, pero, ¿acaso esto es plagio?, es muy aventurado y poco serio decir semejante cosa sin base ni fundamento, sin haber leído ambas historias y basándose solamente en factores que comparten sin analizar a profundidad, de ser así tendríamos que acusar de plagio a todas aquellas autoras y autores que escriben romance donde aparecen millonarios exitosos, muchachas inocentes, mujeres independientes, hombres con carácter, seres con pasados difíciles, princesas y príncipes, vampiros, hombres lobo, vikingos, ángeles, a aquellos que escriben sobre romance paranormal, historias homo eróticas, historias de magos, zombies, fin del mundo, amores prohibidos, y un muy, muy, muy, muy largo etcétera, ¿verdad que no?, ¡nadie podría escribir!.
Jefa Finol: ¡Misión Cumplida!


0