Ecos del pasado de Rosse



Desde tiempos inmemoriales, el reino mítico de Spiria ha estado siempre protegido por el Rey Celestial y sus cuatro hijos, representantes de los cuatro elementos de la naturaleza. Los Cuatro Caballeros, como se les conoce en su leyenda, codiciaban el trono de su padre y éste, cansado de verlos discutir, dividió el territorio en cuatro reinos diferentes separados por los cuatro ríos que desembocan en el Gran Lago central. Cada uno de los nuevos reinos venera a uno de los Cuatro Caballeros. Esto ha sido así desde el principio de los tiempos. Algunos reinos, como Altiria y Fironte, son aliados. En cambio, otros, como Tegram y Aquolis, no mantienen más que una relación puramente diplomática. Sin embargo, durante el día en que se conmemora la división de los reinos, un muchacho de Altiria descubrirá un secreto que puede amenazar con acabar con la paz entre reinos.

Pueden leerla en:


0