Doble o Nada de Verónica L. Sauer


“Tiró fuerte de mi pelo y me puso de rodillas. Con el pecho pegado a mi espalda se movió hacia adentro y hacia los costados. 
—Sos el mejor polvo de mi vida— me dijo al oído—. Por adelante, por atrás, por dónde sea. El mejor, te lo juro. 
—No te creo. 
—Lo sos. Y me encanta que seas tan caliente —afirmó enlenteciendo sus movimientos—. Que no te boicotees el placer, que te guste hasta lo que te duele, que te dejes llevar... 
—Iván... me dijo... lo mismo... —repuse entre jadeos. 
Santiago me mordió el cuello. 
—Él y yo pensamos igual con respecto a vos —susurró—. Es un privilegio poder tenerte. Somos dos hijos de puta con suerte”. 

Adquiere el libro en:




0